El peso de las mochilas no debe superar entre el 10 y el 15% del peso del niño