La monja de 77 años que se mueve en patinete eléctrico incluso para ir a votar