¿Alguna vez has visto a una monja y a un policía jugar al fútbol?