La mortalidad por cáncer de pulmón en mujeres españolas incrementa cada año un 4%