Los mossos se equivocan de piso y los narcos huyen por un supermercado