Los mossos se indignan por una carroza que se burlaba de ellos