Un motorista graba el espectacular accidente que ocurre delante de sus ojos en una carretera de EEUU