La joven condenada por robar un móvil no irá a prisión