“Siento no haber podido protegerte”: Muere su bebé tras desconectarle el soporte vital

Informativos Telecinco 08/03/2018 23:32

Tras perder una larga batalla judicial en Londres, culminada en el Tribunal Europeo de los Derechos Humanos, los padres de Isaiah Haastrup lloran la muerte de su pequeño. El bebé de 12 meses ha sido desconectado del soporte vital que le mantenía con vida desde su nacimiento, a pesar de la voluntad de los padres, que desde el primer momento se negaban a ello y denunciaron que los gravísimos daños cerebrales que sufría el bebé se debían a una "negligencia médica".

“Estoy orgulloso de haber sido tu padre, y lo siento por no haber podido protegerte. Estoy orgulloso de ti, hijo”. Con esas palabras homenajeaba Olanrewaju Haastrup a través de Facebook a su pequeño, Isaiah Haastrup, de un año, quien ha muerto tras ser desconectado del soporte vital que le mantenía con vida.

Nacido en el Hospital King’s College el pasado febrero, Isaiah sufrió gravísimos daños cerebrales tras haber permanecido sin oxígeno durante una emergencia médica. A la madre, Takesha Thomas, tuvieron que practicarle una cesárea tras sufrir una rotura del útero, y cuando sacaron al pequeño no respiraba y su corazón no latía, teniendo que ser reanimado.

Tal y como informaron los médicos, y según recoge Daily Mail, la falta de oxígeno tuvo consecuencias “catastróficas” para él a nivel cerebral, y desde el principio precisaba de soporte vital para respirar y no podía moverse de forma independiente. Tanto es así que expertos en neurología afirmaron que estaba “tan cerca de la muerte como es posible”.

Por ello, tan solo seis días después de su nacimiento, y tras realizar diversas pruebas, los médicos sugirieron a la familia que le quitasen el soporte vital.

Desde entonces, los padres de Isaiah, que rechazaron rotundamente esa resolución y denunciaron una negligencia médica, se embarcaron en una batalla legal que, tras perder distintos recursos en Inglaterra, llegó incluso al Tribunal Europeo de los Derechos Humanos. Fue aquí donde, igualmente, rechazaron su causa, apoyando la decisión del hospital de trasladarlo a cuidados paliativos.

Finalmente, el pequeño ha fallecido este miércoles 7 de marzo tras desconectarle el soporte vital. “Gracias a todos por vuestro apoyo”, escribió el padre en las redes sociales, donde también compartió la publicación de otro usuario que decía: “Isaiah Haastrup, nacido el 18 de febrero de 2017. Asesinado el 7 de marzo de 2018”.