Muere el niño a quien el doctor Cavadas le extirpó un tumor cerebral más grande que su cabeza