La muerte de un cachorro reduce a 17 los linces en cautividad supervivientes