La muerte de un mantero 'incendia' las calles del madrileño barrio de Lavapiés