70.000 niñas embarazadas mueren al año por complicaciones en el parto