El hombre muerto en las protestas del G-20 fue agredido antes por la Policía