Nueve muertos tras los terremotos