Una mujer de Granada tendrá que entregar a sus dos hijos a su ex, condenado por maltratarla