Una joven de 20 años mantiene la apariencia de una niña de siete