Una mujer asegura que lleva 40 años sin sonreír para no tener arrugas