La mujer muerta en Cádiz tenía un cuchillo en la mano y estaba encerrada