Una mujer soportó este molesto ruido durante 10 horas de vuelo