Las mujeres con éxito y mayores ingresos tienen más riesgo de sufrir maltrato