En 2008 murieron 138 personas por reacción aguda al consumo de droga