Los adornos de Navidad se 'marchan' de los pueblos