Una negligencia médica muy cara