La nueva ronda negociadora comienza en Bonn con las protestas de los ecologistas