El negocio de Victoria Beckham, amenazado de cierre