Las cajas negras del vuelo Río-París empiezan a ser analizadas