Valencia, Alicante y Murcia viven la ola polar con insólitas nevadas