España está a la cabeza de "ninis" en Europa