La nieve alcanza casi el metro de espesor en los pueblos del norte de Navarra