La nieve provoca escalofríos en el sureste y lo peor aun está por llegar