Un niño de tres años cae desde la ventana de un quinto piso en un edificio de Nueva York