El vídeo de un niño haciendo los deberes con un asistente de voz abre el debate sobre esta tecnología