Un hijo, ¿igualito a Balotelli?