Mutilado por una enfermedad, con 9 años es un ejemplo de superación