Más de 70 niños adoptados han sido devueltos en Cataluña