Unos 80.000 niños españoles han caído en la pobreza en el último año