Los niños se comportan con mayor generosidad cuando son observados