El noreste de Japón vuelve a temblar un mes después de la tragedia