La nueva normativa de circular a 90 km/h afectará a 10.000 kilómetros de carreteras en España