La nueva normativa europea de ensayos clínicos permitirá "atraer" investigación a España