El número de muertos asciende a 293 tras recuperarse otros tres cadáveres