Una fórmula predice los riesgos de obesidad infantil en el momento de nacer