La obesidad reduce la potencia sexual y crea problemas de insatisfacción