La niebla ha obligado a desviar cinco vuelos y causó retrasos en Barajas a primera hora