El director del 112 de Murcia y la alcaldesa de Cartagena se fueron de ocio en plena riada