Mediados de octubre y la gente sigue en la playa: se acaba el buen tiempo