El consumo rápido y el fácil ocultamiento, razones por las que los adolescentes prefieren el 'e-cigarette'