Los okupas vuelven a tomar el Palacio Marqués de Rozalejo en Pamplona