La ayuda se intensifica durante la ola de frío con los más vulnerables